Patrimonio

Biscarrués y sus entidades menores, Erés, Piedramorrera y la Presa del Gállego, son cuatro pequeños núcleos de población a la orilla del río Gállego que conservan un gran número de construcciones en las que se muestra un espléndido trabajo artesano de la piedra.

Este trabajo se debe a una larga tradición de canteros en la zona, que ha ido dejando su huella sobre las viviendas, las plazas, los corrales, las fuentes o los lavaderos.

Algunos de los últimos canteros que han trabajado según la tradición en Biscarrués aún viven, lo cual es una gran ocasión para conocer de primera mano los métodos, prácticas, hábitos, técnicas y avatares de quienes desarrollaban esta actividad.

Que disfrutes del paseo.Los seis recorridos que conforman “La Ruta de la Piedra” son una propuesta para que, paseando por los pueblos y sus alrededores, puedas contemplar los diferentes aspectos de este trabajo de la piedra y su relación con el arte, la arquitectura, la sociedad y las tradiciones de la comarca, como muestra de su riqueza cultural y bagaje histórico.

A su vez, sirve de enlace con una serie de paneles situados en lugares destacados de las calles de Biscarrués, Erés y Piedramorrera, con los cuales estos folletos se complementan hasta formar un bloque conjunto.

Todos los recorridos de La Ruta de la Piedra tienen su encanto y sus sorpresas así que, en el orden que prefieras, procura no perderte ninguno.

Estos son los recorridos:

Un paseo por el casco urbano de Biscarrués
Una visión por los alrededores de Biscarrués
Un paseo por Piedramorrera
Un paseo por Erés
La Ruta de las Canteras
La ruta «Entre corrales y pozos»

Como verás, cuatro de ellos se desarrollan por las calles y los alrededores de los pueblos, para realizar paseando, mientras los otros dos son rutas en el monte, que se pueden realizar igualmente andando, pero también en bicicleta de montaña o todoterreno 4X4.

Mención aparte merece el núcleo de la Presa del Gállego donde puede apreciarse las peculiaridades de la arquitectura civil de comienzos del siglo XX.

Si recorre esta Ruta descubrirás el interesante lenguaje con el que el trabajo de los canteros ha ido modelando las calles y el paisaje de esta comarca desde hace siglos, y de paso, podrás acercarte a la realidad y la vida de la ribera del Gállego en la actualidad.